La malla ground cover y su eficacia contra estos problemas. 

Si bien es cierto que alguno de los problemas que se pueden presentar en un cultivo son en parte a causa de factores meteorológicos y climáticos, también es cierto que otros problemas surgen desde el suelo mismo. Una serie de posibles problemas están al acecho entre el abono y en la superficie del terreno donde a empezado a plantar su cultivo. Otros, están un poco más en lo profundo, esperando las condiciones necesarias para hacerse presente con ayuda de las raíces y la humedad.

El más conocido y el que muchas veces se tiene presente antes y durante un cultivo es la maleza o mala hierba, esas plantas que por más que corta y remueve terminan apareciendo en gran cantidad a las pocas semanas. Esta maleza ajena al cultivo para muchos no pasa de ser una simple molestia que se puede arreglar cortando aquí y cortando por allá de vez en cuando, pero lo cierto es que la mala hierba es más que solo un montón de plantas que crecen donde quieran; la mala hierba es un problema que se puede convertir en algo serio en un cultivo.      

Este tipo de hierba bastante común en la mayoría de terrenos no solo se ocupa de proliferar y acaparar todo el espacio que pueda para dicho fin, sino que, debido a su condición agresiva de expansión en el terreno, compite con otras plantas del lugar por terreno, agua, nutrientes, luz y demás por ser quien domine en el terreno. Esto perjudica al resto de las plantas, sobre todo si se trata de plantas destinadas al cultivo, ya que la mala hierba acaparara todo lo necesario para su subsistencia sin importar lo que suceda con otras plantas de su alrededor. En pocas palabras, la mala hierba o maleza comenzara a debilitar a las plantas circundantes, provocando que poco a poco enfermen y posteriormente mueran. 

¿Cómo solucionar este problema? 

Con el tiempo se han desarrollado diferentes formas de combatir contra este problema, yendo desde la básica remoción manual de la hierba en si hasta la aplicación de potentes herbicidas en la zona. Pero la remoción manual (el típico cortar y remover) solo acaba el problema de forma temporal, y los herbicidas pueden ocasionar en algunos casos la contaminación del terreno a causa de los agentes químicos que algunos poseen, impidiendo que se desarrolle con normalidad la práctica del cultivo en dicho terreno. Además, muchos de los herbicidas en el mercado deben ser usados dentro de un periodo de tiempo para dar resultados satisfactorios, lo que se deduce a una inversión considerable de dinero si se están hablando de terrenos amplios en los que hay que usar el herbicida.

Para ahorrase tiempo y dinero existe una solución que no solo controla y acaba con la mala hierba, sino que también previene el ataque de parásitos o plagas que puedan surgir desde el suelo; estamos hablando de la Malla Ground Cover.

Esta Cobertura para el Suelo permite un control de maleza bastante amplio y directo al prevenir que la luz entre en contacto con la hierba no deseada, impidiendo que esta se desarrolle con normalidad y que se expanda a lo largo del terreno. Su cobertura ayuda a que el agua y los fertilizantes lleguen sin problema a las plantas a cultivar a la vez que permite un paso y flujo adecuado del aire para impedir que la humedad se acumule y genere algún tipo de hongos o similares en las raíces de la planta.

 MALAHIERBA GROUNDCOVER ha desarrollado con el tiempo una malla resistente al continuo contacto con los rayos del sol, así como también al agua, agentes químicos, roces y golpes que pueda sufrir a lo largo del tiempo que dure el cultivo. El control de maleza por medio de este tipo de mallas no solo es económico, también es fácil de instalar. Solo debe primero que nada limpiar el terreno a cultivar, luego coloca la malla sobre el terreno y realiza los cortes necesarios por donde crecerán las plantas a cultivar, dejando como último paso fijar la cobertura de manera que no se zafe a causa del viento, la lluvia o algún movimiento brusco sobre la malla ground cover como jalones o similares.

El control de maleza es necesario si quiere prevenir que su cultivo sufra posibles problemas a causa de los gérmenes y bacterias que rondan por el suelo o de la naturaleza agresiva de la mala hierba. Para eso, el uso de la malla ground cover permite tanto ahorro de tiempo y dinero como de un sistema efectivo que dará a su cultivo el impulso que necesita para crecer y avanzar ya que, una malla de este tipo no solo la protege de los problemas antes mencionados; también proporciona una serie de ventajas que podría conseguir por otros medios, pero con una inversión adicional. Entre las ventajas que posee se encuentran:

  • Ayuda a que se pueda extender la temporada de cultivo.
  • Depende del color elegido del cobertor (negro o blanco) puede aumentar (negro) o disminuir (blanco) el calor que reciben las plantas. Útil si se trata de cultivos al aire libre o invernadero.
  • Disminuye el uso de herbicidas.
  • Puede reutilizarse en la próxima temporada o moverse a otro cultivo.

Como puede observar, el control de maleza por medio de un cobertor ground cover ayuda no solo en el tiempo y dinero que invierte en el cuidado de su cultivo, sino que además posee una herramienta que le durará por mucho tiempo y que podrá reutilizar en otros cultivos. Este tipo de mallas como la MALAHIERBA GROUNDCOVER le garantizara un producto y un cultivo de primera categoría.

One thought on “Maleza y parásitos al acecho de su cultivo

Your Message...Your name *...Your email *...Your website...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *